Marruecos procesa a nueve estudiantes por pedir la autodeterminación del Sáhara
Fecha Viernes, 15 junio a las 08:50:25
Tema Observatorio de Derechos Humanos


Rabat 13/06/2007 El tribunal de primera instancia de Rabat (Marruecos) condenó el martes a nueve estudiantes saharauis, internados en la cárcel de Salé, a 8 meses de prisión mayor y una multa de 500 dirhams cada uno, ha indicado una fuente del ministerio saharaui de Territorios Ocupados y de la Diáspora.
Los estudiantes saharauis El Uali Zaze, Najem Asghir, Mohamed Ali Andur, Lahucin Edalaa, Mohamed Elalawi, Mulay Ahmed Aillal, Brahim Elghorabi, Abdati Edeya y Lajlifa Eljanhawi (que fue preso político) comparecieron el martes ante el tribunal marroquí, coreando frases a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui, según la misma fuente.


Los estudiantes fueron detenidos en una brutal intervención de las fuerzas policiales marroquíes, para dispersar la sentada que habían organizado los jóvenes saharauis, reclamando el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y que se liberase a sus camaradas detenidos días antes en las universidades marroquíes de Agadir, Marrakech, Rabat y Casablanca, añade la misma fuente.

Los jóvenes saharauis han estado apoyados durante el juicio por observadores internacionales, especialmente las abogados españoles, como también por abogados saharauis y otros juristas de la AMDH (Asociación Marroquí de Derechos Humanos).

Los nueve estudiantes saharauis estaban acusados de atropello armado y destrucción de bienes públicos, sin que se aportase prueba alguna al respecto.

Por otra parte, el tribunal penal de segunda instancia de El Aaiún procedió el martes a atrasar el juicio de cuatro presos políticos saharauis que debería haberse desarrollado el mismo día, por demanda de la defensa que se ausentó a causa de tomar parte en el juicio de los estudiantes saharauis de Rabat.

Por lo tanto, el juicio de los presos políticos saharauis Yahdih Terruzi, El Uali Amidan y Bechri Ben Taleb ha sido retrasado hasta el próximo 26 de junio, mientras que el juicio de Benga Chej ha sido fijado el próximo 10 de julio, según informa el Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA).

Estos nueve estudiantes saharauis de la Universidad de Rabat se someten a juicio este martes por haber organizado una sentada en la que se limitaron a reclamar su derecho a la libre determinación y la puesta en libertad de otros compañeros, que también fueron detenidos por el mismo delito, según la legislación marroquí.



Presos saharauis denuncian torturas y anuncian una huelga de hambre hasta que Marruecos les "trate como seres humanos"
Marruecos condena a penas de hasta un año de cárcel a siete estudiantes saharauis por participar en una manifestación
Marruecos aumenta la represión al celebrarse el aniversario de la fundación del Polisario

LD (Beatriz Mesa) No existe ningún país que se postule democrático y al mismo tiempo procese a los ciudadanos por expresarse libremente.
 
Durante la sentada, los saharauis levantaron además pancartas en recuerdo del 34 aniversario del Frente Polisario, con lemas que, por otra parte, denunciaban las atrocidades humanas cometidas por las autoridades marroquíes en el Sáhara Occidental, y ante los ojos de los observadores internacionales “que viven a cuerpo de rey desde que se firmó el alto el fuego en 1991”.
 
De los nueves detenidos el pasado 17 de mayo, seis son estudiantes universitarios, dos son alumnos de secundaria y uno fue preso político que casualmente visitaba la residencia de sus camaradas en Rabat.
 
Según el Colectivo de Defensores Saharaui de los Derecho Humanos,  contra todos ellos la policía utilizó la mordaza, la tortura, en definitiva, la represión e inmediatamente después de las palizas fueron trasladados hasta la cárcel, con presos comunes, sin apenas alimentación y asistencia médica, a pesar de las graves heridas que aún sufren.
 
Este juicio, que se ha pospuesto en varias ocasiones porque el letrado no disponía de testigos, se desarrollará, según el activista Omar Bulsan,  sobre unas imputaciones falsas, que irán desde alteración al orden público y desobediencia hasta ataques a la autoridad. Es decir, se inventarán infinidad de delitos para llevar a estos jóvenes saharauis a prisión durante años, arruinando así sus carreras y estudios universitarios.
 
Las detenciones, explica Omar, “son continuas, al igual que los hostigamientos y malos tratos.” Insiste en que no se puede perder de vista que el régimen de Mohamed VI  atenta  contra los derechos fundamentales de todos los individuos, especialmente contra lo que son calificados ciudadanos de segunda.
 
Cualquier excusa es buena para la represión
 
“Nos acusan de todo y por todo, aunque el hecho en cuestión nada tenga que ver con nosotros”,  explica Omar,  que cualquier problema entre los marroquíes acaba salpicando a los saharauis, buscan cualquier resquicio para empuñar la porra y apalearles. Añade además que los saharauis son fácilmente localizables, porque se distinguen del resto de los ciudadanos mediante el DNI, que indica la SH, de El Aaiún. 
 
A Bulsan, cuyos hermanas han permanecido entre rejas 16 años por luchar contra la invasión de 1975,  no le sorprenden estos juicios arbitrarios, mediante los que pretenden doblegar a la minoría Saharaui, y ahora lo único que están consiguiendo es enturbiar las vísperas de unas negociaciones entre Marruecos y el Polisario, previstas para el día 18 de este mes, que está previsto que se desarrollen sin condiciones previas y bajo los auspicios de la ONU. 
 
Durante esta ronda de conversaciones se quiere encontrar una salida “a la disputa territorial más antigua de África y establecer el estatus definitivo de la antigua colonia española”, anexionadan por Hassan II después de que los españoles se retiraran en el año 75 y abandonaran a los saharauis a sus suerte. “Si realmente la vocación política del país ocupante es alcanzar la paz y el entendimiento con quien a lo largo de la historia ha sido su enemigo, a qué responde tanta vejación contra los saharuis en sus casas, en sus tierras y la permanente persecución en el interior del régimen”. 
 
El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática advierte que si las conversaciones fracasan podrían reanudar su lucha armada, que acabó con el alto el fuego en 1991, patrocinado por la ONU.







Este artículo proviene de FUNDACION SAHARA OCCIDENTAL
http://www.fundacionsaharaoccidental.org

La dirección de esta noticia es:
http://www.fundacionsaharaoccidental.org/modules.php?name=News&file=article&sid=96